Act of Repudiation
Recent Comments
    Archives

    Solo una amnistia indicaria un cambio Vladimiro Roca

    POLITICA
    Sólo una amnistía indicaría un cambio: Vladimiro Roca
    Juan González Febles

    LA HABANA, Cuba – Marzo (www.cubanet.org) – Vladimiro Roca Antúnez no
    requiere presentaciones. Es sin lugar a dudas, una de las palabras
    consagradas en la oposición interna cubana. Presidente del Partido
    Socialdemócrata de Cuba y ejecutivo del Bloque Todos Unidos, es uno de
    los pocos políticos de su nivel que encuentra tiempo para recibir a
    todas las prensas.

    Lo hace en igualdad de respeto y condiciones. La extranjera acreditada,
    la independiente y si acudiera, porque le permitieran hacerlo, la
    gubernamental. Vladimiro fue objeto de un acto de repudio la mañana del
    jueves 23 de marzo, en su domicilio en La Habana.

    Le visito, y gentilmente accede a recibirme y responder las preguntas
    que he preparado. No está asustado, ni nervioso, me recibe con la
    sonrisa de siempre y el chiste a flor de labio.

    P: ¿A qué atribuye usted la distinción que le hizo el gobernante Partido
    Comunista? Me refiero al acto de repudio en la mañana.

    R: No lo sé. Quizás haya sido que debíamos sostener aquí una reunión
    relacionada con la actividad política del bloque Todos Unidos. De todas
    formas, no tuvo las características del anterior. Fue un mitin bastante
    moderado. No hubo gritos ni obscenidades. No hubo apedreamiento, faltó
    agresividad.

    La advertencia fue muy civilizada: “Venimos a advertirte: no
    permitiremos actividades contrarrevolucionarias”. Participaron entre
    100, 130 o quizás 150 personas y se extendió a lo largo de dos o quizás
    tres horas.

    P: Corren rumores inquietantes. Se habla de cambios, se dice incluso,
    que eventualmente Fidel Castro abandonaría, al menos de forma nominal,
    la conducción del estado y del gobierno. ¿Qué podría decir usted al
    respecto?

    R: He observado a Fidel Castro a lo largo de los años. Con él se trabaja
    con rumores, para preparar la condición para la represión que vendrá
    después.

    Se están viendo cosas raras, poco usuales. No se producen arrestos a
    pesar de las amenazas. No lo hacen, pero no cesan los actos de repudio.
    No paran.

    Fidel Castro no cede el poder y el poder real es Fidel Castro. El
    perfectamente puede asumir desde la dirección del Partido la
    fiscalización total del estado y el gobierno. Actualmente lo hace en su
    función de presidente, más que en la condición de primer secretario del
    Partido Comunista de Cuba.

    Para que los rumores se materialicen, es necesaria la realización del
    Congreso del Partido. Fidel Castro no quiere hacer el Congreso, porque
    hay mucho descontento en las filas de los comunistas. Ellos no aceptan
    que Fidel continúe al mando. Según dijo Raúl, “…hubo dos congresistas
    que votaron contra la candidatura de Fidel y la mía…”

    Pero, según un guardia cuando yo me encontraba preso, “dos votaron a
    favor y el resto en contra”.

    Hay que saber leer las señales. Luego del 5to. Congreso de PCC no se
    volvieron a reseñar para su divulgación las reuniones del Buró Político,
    ni del Comité Central del Partido. Esto es un signo de algo, digo yo.

    De todas formas, no es posible encontrar verosimilitud total en un
    discurso de “esto digo de esta forma; esto hago de esta otra”.

    P: Desde su óptica: ¿Cómo percibe usted las cosas?

    R: La represión se extiende más allá del espacio discutible de lo que se
    da en llamar oposición. Ya se ha dirigido contra militantes y ha llegado
    a detenciones. Algunos militantes de PCC han pasado por Villa Marista a
    recibir una advertencia, otros para responder por actos de corrupción en
    que pudieran estar involucrados. Me llegan comentarios sobre cierto
    grado de inconformidad entre los medios militares. Esto por el rumbo que
    sigue el país.

    El trabajo de los inversionistas y empresarios militares se ha detenido.
    El llamado perfeccionamiento empresarial está estancado. Hoy el espectro
    represivo se amplía para que nadie se sienta seguro.

    Todo ese implante anti corrupción, con los llamados trabajadores
    sociales incluidos, fue hecho por Mao Zedong. Fue una historia muy
    triste de violencia y crueldad política.

    P: ¿El futuro inmediato, que hay con él?

    R: Con la oposición el gobierno no cesará el hostigamiento y las
    provocaciones.

    Es la amplitud de la represión en las filas gubernamentales lo que
    impide que se realice mayor número de arrestos o que simplemente se
    realicen arrestos de opositores. Ahora se trata de provocar a la
    oposición. Los actores políticos deben armarse de paciencia, porque
    Fidel Castro necesita un “Tian An Mein” cubano. Está creando las
    condiciones para ello. Recuerda que para nombrar a un presidente del
    Consejo de Estado, diferente al presidente del Consejo de Ministros, hay
    que modificar la constitución. Atención con el artículo 74.

    P: ¿Habrá algún cambio?

    R: Ninguno. Sólo si hay una amnistía total para todos los prisioneros
    políticos y de conciencia, a partir de ahí, se puede dar crédito a una
    información sobre cambios. No puede perderse de vista que todo está en
    manos de una persona (Fidel Castro) que odia terminalmente al pueblo de
    Cuba.

    http://www.cubanet.org/CNews/y06/mar06/27a6.htm

    Leave a Reply

    Your email address will not be published. Required fields are marked *