Act of Repudiation
Recent Comments
    Archives

    Abogado, Si, Un Dia Cuando en Cuba Haya Cambios

    "Abogado, Sí, Un Día Cuando en Cuba Haya Cambios", Yuri Pérez Vázquez
    2006-12-29
    Roberto Santana Rodríguez, Periodista Independiente

    Yuri Pérez Vázquez. Foto: Cortesía de Roberto Santana.
    Yuri Pérez Vázquez, joven camagüeyano, de 24 años de edad, siempre soñó
    con ser abogado para defender las causas justas. Aún no ha podido
    cumplir sus expectativas; la carrera de derecho está politizada en Cuba,
    lo cual la hace inaccesible para Yuri, por su forma de pensar, diferente
    a la línea oficial, su militancia en Coalición Juvenil Martiana y su
    postura contestataria ante lo que considera indebido.

    En septiembre de 2004 logró matricular en la carrera de Licenciatura en
    Turismo en la UNICA (Universidad de Ciego de Ávila, provincia central
    cubana), como segunda alternativa porque de todas formas deseaba cursar
    estudios superiores, pero sin abandonar su por ahora oculta vocación por
    las leyes.

    Narra el joven opositor pacífico al Gobierno cubano, expulsado de la
    Universidad por motivos políticos en 2006, que desde su ingreso en la
    carrera de Turismo comenzó a chocar con un requisito imprescindible para
    permanecer estudiando en cualquier centro educacional cubano, más en la
    Universidad, la incondicionalidad obligada a la "Revolución".

    Varios incidentes se sucedieron en su contra, según el testimonio de
    Yuri, como parte de un plan de la dirección del Centro para separarlo de
    sus estudios, porque él, era el "dedo malo", era al que había que
    separar, "porque no se puede permitir que los elementos
    contrarrevolucionarios contaminen al hombre nuevo", "que se está
    formando en esta sociedad desde hace casi medio siglo".

    Primeramente lo acusaron de fraude, de robo de conocimientos. "Fácil me
    resultó probar mi inocencia, porque además de que nunca cometí fraude,
    se trataba de una asignatura que ni siquiera estábamos cursando en esos
    momentos", narra el joven.

    Posteriormente el represor, calificado así por Yuri, profesor Juan
    Antonio Suárez Soto, se le ocurrió la idea de enviar a los estudiantes
    de segundo año de Turismo a servir en un comedor obrero, los mismos no
    estuvieron de acuerdo por considerar la actividad impropia, este sentir
    fue liderado por Yuri.

    Entonces, ante la ira del docente, que calificó a Yuri de
    "contrarrevolucionario" a quien había que expulsar de inmediato, sus
    compañeros le apoyaron redactando una carta que impidió, al menos
    temporalmente la expulsión de Yuri de la UNICA.

    También enojado, según el testimonio de Yuri, se mostró el rector de la
    Universidad, nombrado Mario Ares, que, en tono descompuesto e
    irrespetuoso, profirió amenazas de expulsión a Yuri.

    En enero del corriente 2006 el presidente en el plantel de la FEU, pro
    gubernamental Federación de Estudiantes Universitarios, Aumier León
    organizó, por órdenes del Partido Comunista, un acto de repudio en la
    ciudad de Ciego de Ávila en contra del conocido defensor de los derechos
    humanos Juan Carlos González Leiva, en el cual se opuso abiertamente
    Yuri a participar.

    Esto fue, en buen cubano, lo que le puso la tapar al pomo en el caso del
    joven opositor. El 18 de abril una comisión disciplinaria le comunica
    que ha cometido "una falta muy grave", consistente en mantener una
    actitud manifiestamente contraria al "proceso revolucionario". El 20 de
    abril es expulsado de la FEU, la cual recomienda su expulsión de la
    Universidad.

    El 28 de abril es separado de forma indefinida hasta que se resuelva su
    caso. A principios de mayo recibe, ¡baja académica!, "Absurdo," dice,
    porque no tenia asignaturas suspensas ni problemas de asistencia. "No se
    atrevieron a expulsarme por las denuncias que hice ante la prensa y los
    derechos humanos", añade.

    Un recurso de apelación establecido por Yuri ante el ministerio de
    Educación superior fue desestimado por ser su "baja académica" y no
    producto de una medida disciplinaria.

    Fallido resultó su intento de matricular el recién comenzado curso 2006-
    2007 en la Universidad de Camagüey para continuar sus estudios en la
    carrera de Licenciatura en Turismo, primero le dijeron que si, después
    que tenía que autorizarlo "la Habana" y luego, ya en noviembre, que su
    solicitud estaba pasada de tiempo.

    Ahora Yuri ha entregado el pasado 21 de diciembre un documento al
    ministro de Educación Superior, DR Juan Vela Valdés, donde pide se
    restituido en su carrera. "Tengo esperanzas de que me devuelvan la
    carrera, este es un ministro nuevo, no vinculado al parecer con actos
    represivos", dice Yuri

    Mientras tanto el tiempo sigue pasando y con él las aspiraciones del
    muchacho de hacerse abogado para defender las causas justas.

    http://www.miscelaneasdecuba.net/web/article.asp?artID=8321

    Leave a Reply

    Your email address will not be published. Required fields are marked *