Act of Repudiation
Recent Comments
    Archives

    Otoño caliente

    Represión
    Otoño caliente

    Manifestaciones opositoras en La Habana y Santa Clara, y protestas
    estudiantiles en Santiago de Cuba, preocupan a un régimen que no duda en
    aplastarlas.

    Redacción EER

    viernes 28 de septiembre de 2007 19:19:00

    Mientras las actuaciones del Ejército birmano monopolizaban las portadas
    de los principales diarios y noticieros del mundo, el gobierno cubano
    detenía a unos cuarenta opositores —algunos de ellos fueron incluso
    golpeados— que pretendían asistir a una protesta frente al Ministerio de
    Justicia, para exigir un mejor trato para los presos políticos. Seis
    disidentes sí lograron llegar hasta la entidad, donde permanecieron
    durante seis horas.

    Esta misma semana, en Santa Clara, la policía disolvió una manifestación
    espontánea frente a la emisora provincial CMHW, y en Santiago de Cuba, a
    mediados de este mes, cientos de estudiantes protestaron en la
    Universidad de Oriente por una mezcla de descontento, hambre y malas
    condiciones de vida.

    La tradicional ebullición que generalmente produce el verano de la Isla,
    parece haberse mudado al otoño.

    "Ayer el gobierno estaba muy nervioso. Creo que estaban movilizados los
    altos mandos del Estado. Esta violencia innecesaria es una muestra de lo
    nervioso que estaban". Así calificó Martha Beatriz Roque, líder de la
    Asamblea para Promover la Sociedad Civil (APSC), el ambiente general
    tras la más reciente protesta.

    La concentración del jueves fue disuelta por la fuerza. Roque consiguió
    entregar en el Ministerio una carta dirigida a su titular, María Esther
    Reus, y había anunciado su decisión de permanecer allí hasta recibir
    respuesta.

    "Conmigo utilizaron la violencia, no era necesario, porque nosotros
    íbamos a montar en el ómnibus. Fueron unos policías que llegaron allí en
    una actitud muy violenta, como si fuéramos delincuentes", denunció Roque
    Cabello en declaraciones a Encuentro en la Red.

    "Había 200 firmas de personas que querían incorporarse a la actividad.
    Muchas fueron detenidas, a otras no las dejaron salir de la casa, y
    otras que no sabemos qué situación tienen", añadió la líder de la
    Asamblea para Promover la Sociedad Civil. (Al cierre de este reporte
    habían sido liberadas unas 40 personas).

    Durante las cerca de seis horas que duró la protesta, los disidentes
    permanecieron sentados en la acera, en silencio, frente a las oficinas
    del Ministerio, en medio de un fuerte dispositivo de las fuerzas de
    seguridad, según EFE.

    Violencia contra el activismo pacífico

    La carta remitida por Roque Cabello y Jorge Luis García Pérez (Antúnez)
    a la ministra de Justicia afirma: "Me permito recordarle que en varios
    discursos (…) Fidel Castro ha manifestado que nunca se ha usado la
    violencia contra el pueblo ni se aplica la tortura. Incluso llegó a
    alegar que: 'Podríamos regalar la República de Cuba si encontraran un
    solo caso'. Exigimos que los presos políticos sean tratados con
    dignidad, por ser seres humanos y además inocentes (…) Es tan
    insostenible la situación que de forma pacífica estamos dispuestos a
    manifestar nuestra enérgica protesta para exigir se ponga fin a tantas
    violaciones de los derechos humanos…".

    La Seguridad del Estado agredió a varios de los participantes, entre
    ellos a Idania Yanes Contreras, coordinadora nacional del Movimiento
    Femenino Martha Abreu, según narró a Encuentro en la Red:

    "Nos detuvieron y nos montaron en una guagua. Yo no quise desnudarme
    delante de las tres policías. A la fuerza me quitaron la ropa, me
    rompieron el pantalón, me arañaron, me halaron el pelo, me dieron
    golpes, y a Milena también le dieron un golpe en una operación que tiene
    en el pulmón derecho, tiene tremendo moretón. Le halaron el pelo, tiene
    arañazos".

    Según Yanes, luego fueron trasladados a la unidad de 100 y Aldabó.
    "Parecíamos criminales, porque íbamos escoltados por agentes de la
    Seguridad del Estado". Delante iban "patrullas pidiendo vía".

    La activista villaclareña dijo a EER que estaría en huelga de hambre
    hasta conocer la suerte del resto de los detenidos.

    Protesta inédita en Villa Clara

    Yanes confirmó la teoría de Roque: hay nerviosismo en el Palacio de la
    Revolución.

    "El gobierno está muy preocupado con esa manifestación, porque incluso
    días antes, seis mujeres del Movimiento Femenino Martha Abreu habían
    hecho una manifestación en el parque [Vidal de Santa Clara], donde nos
    hicieron un acto de repudio. Pero ésta del lunes pasado tuvo más
    impacto, porque había más personas alrededor del parque", señaló.

    El pasado lunes, unos 40 activistas de derechos humanos y familiares del
    preso político Carlos Luis Díaz Fernández protestaron frente a la
    Prisión Provincial de Jóvenes de Villa Clara, conocida como "El Pre", y
    luego se manifestaron frente a la emisora de radio CMHW, por el traslado
    del opositor desde la prisión Kilo 8, de Camagüey, a la cárcel
    villaclareña, donde fue confinado en régimen de máxima severidad.

    En la emisora, los disidentes pidieron a los periodistas y empleados que
    denuncien las "torturas" de la prisión provincial como hacen con los
    abusos del centro de detención de la base naval estadounidense de
    Guantánamo y la cárcel de Abu Ghraib en Irak.

    Según un reporte del Directorio Democrático Cubano, miembros de la
    Seguridad del Estado forzaron a los activistas a subir a tres autobuses,
    en los que fueron trasladados de regreso a sus domicilios en Santa
    Clara, Camagüey y La Habana.

    Inquietud universitaria en Santiago

    En Santiago de Cuba, unos 300 estudiantes de las provincias orientales
    protagonizaron los mayores disturbios que se recuerden en casi cincuenta
    años en la Universidad de Oriente, la segunda en importancia del país.

    Decisiones sobre el modo de organización de las residencias, la
    precariedad de las instalaciones, el hambre y la falta de agua, entre
    otras causas, desataron una protesta en Quintero que llegó hasta la sede
    Mella de la Avenida de las Américas (donde se estudian las carreras
    técnicas y Periodismo).

    Ambos lugares están literalmente tomados por la Seguridad del Estado.
    "La Federación Estudiantil Universitaria (FEU) se ha volcado con un
    'plan de rescate' para la Universidad de Oriente, pero ya el daño está
    hecho, porque son muchos años de hambre y abandono allí", precisó el
    periodista independiente Yosvani Anzardo.

    Esto sucede, añadió, en la probablemente "ciudad más vigilada del país,
    porque, a diferencia del resto, está dividida administrativamente en
    distritos y cada distrito tiene una unidad de represión".

    Malestar acumulado

    El líder del Arco Progresista, Manuel Cuesta Morúa, dijo desde La Habana
    a Encuentro en la Red que dichas acciones responden al "malestar acumulado".

    "Como hemos dicho, Cuba va mal y sigue yendo mal. Se ha abierto un
    compás de espera de opinión y debate, pero la gente lo ve como un
    círculo vicioso".

    Para el opositor socialdemócrata, los ciudadanos han tomado con
    escepticismo la convocatoria de "debate" planteada por las autoridades.
    "La gente dice que el gobierno sabe lo que tiene que hacer para
    solucionar los problemas, pero no lo hace".

    Con estos malestares en la población, asegura Cuesta Morúa, puede
    crearse "una reacción en cadena incontrolable. No desde el punto de
    vista militar (que pueden hacerlo fácilmente), sino políticamente".

    El Arco Progresista considera que el gobierno debe "tomar nota
    seriamente de estos asuntos y responder positivamente a las demandas de
    diálogo desde los sectores oficiales, oficiosos y opositores".

    Dirección URL:
    http://www.cubaencuentro.com/es/encuentro-en-la-red/cuba/articulos/otono-caliente

    Leave a Reply

    Your email address will not be published. Required fields are marked *