Act of Repudiation
Recent Comments
    Archives

    Nefasto y los congresos

    18 de marzo de 2008

    Nefasto y los congresos

    Víctor Manuel Domínguez, Sindical Pres

    LA HABANA, Cuba, marzo (www.cubanet.org) – A los cubanos nos roncan los
    congresos. No porque casi todos los participantes se queden dormidos,
    asistan sólo a degustar un buen café, o prefieran estrenar zapatos
    nuevos, sino por la vocación participativa que muestran lo mismo en un
    éxodo masivo que ante un fetecún congresional.

    Y en esto los escritores y artistas de la Isla no se quedan atrás.

    Según lo que interpreto del artículo Vocación participativa, publicado
    este miércoles en el periódico Granma con la firma de Pedro de la Hoz (y
    del martillo), el arte de la manada juiciosa o del me da igual que se
    repita el pasto, quedará demostrado en el VII Congreso de la Unión de
    Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC), a celebrarse del 1 al 4 de abril
    próximo en el Palacio de las Convenciones de la capital.

    Los escritores y artistas de la Isla, dice el buen Pedro, apelarán a
    esta vocación en las tareas relacionadas con el perfeccionamiento de
    nuestra sociedad y la identidad con la vanguardia política (léase con el
    estancamiento y los dinosaurios de la revolución).

    Nada de trapitos sucios, reclamos ambidextros, cantilenas sobre la
    libertad de creación y otras resacas bien alejadas de los toques de
    tambores cazueleros a los que han sido convocados.

    Aquí se deberá hablar sobre la enseñanza artística integral, es decir,
    de cómo tocar piano y cortar marabú; del reflejo de la cultura en el
    sector turístico, algo así como asistir, brincar, no mirar ni pedir nada
    y retirarse, y la economía en la cultura, consistente en fingir que se
    cobra mientras ellos se hacen los que pagan.

    Pero sobre todo, prepararse para convertirse en soperos (actuar a cambio
    de propinas), vendedores por cuenta propia en la catedral, lectores de
    tabaquerías, amanuenses en consultorios del amor, o en actores privados
    en velatorios y bembés, si quieren culminar el mes con cinco pesos en el
    bolsillo.

    Ya las críticas que se necesitaban hacer la expresaron los 414 delegados
    electos al congreso en las 13 plenarias provinciales realizadas con
    anterioridad.
    Ahora sólo resta dormir. O mejor dicho, dirimir los caminos más rápidos
    que nos lleven al punto de partida, para empezar de nuevo con más
    paciencia que Job y tantas malas pulgas como una colchoneta de motel.

    Eso sí, cualquiera puede aportar nuevos temas al congreso con la idea de
    criticar. Pero lejos de aquí, a cientos de kilómetros de las puertas del
    Palacio de Convenciones y nada le pasará.

    Por ejemplo, y según un despacho de BBC Mundo, seis creadores cubanos
    invitados por el Instituto de las Artes Visuales Internacionales (INIVA)
    de Londres, se desinhiben y hablan y exponen hasta por los codos en la
    muestra "Estados de Intercambios: artistas de Cuba", que culminará el 23
    de marzo.

    Y que yo sepa, la joven Jeannette Chávez, por su video perfomance
    "Autocensura" (2006), donde se amarra lentamente la lengua con un hilo
    oscuro, no ha recibido ningún acto de repudio en Londres, ni sus equipos
    confiscados, y mucho menos se le prohibió exhibir.

    Tampoco a Joan Camejo, quien presenta en la neblinosa y no pérfida
    Albión su obra "Dinero Bilingüe" (donde una moneda de un peso cubano
    está incrustada en otra de 25 centavos de dólar, como si la nuestra
    fuera inferior), lo contactaron funcionarios culturales de la Seguridad
    del Estado encargados de velar por el buen arte en el país.

    Vaya, y como si fuera poco, ni tan siquiera Gerardo Mosquera (el curador
    de la muestra por la parte cubana), será comido por las moscas en un
    calabozo, pese a decir que "en Cuba existe un permanente pulseo de
    fuerza entre una cultura crítica y un poder que trata de mantener un
    control, y es en ese pulseo donde se va trenzando lo que se hace y lo
    que no se puede hacer"

    Y eso que dice Rufo Caballero que aún se bajan cuadros de las galerías.

    ¿Cuántos escritores cubanos no publican libros críticos sobre nuestra
    sociedad en el extranjero, y sólo con pagar la cuota de su militancia en
    el partido, participar en las marchas de reafirmación revolucionaria,
    asistir a cuanto movilización o firma se convoque para matar gorriones a
    cañonazos, quedan eximidos de culpas y participan en congresos, toman
    chácata (ron con té en la UPEC), viajan y se retratan con ministros?

    ¿Existe o no existe la libertad de expresión en Cuba?

    Como dijo Miguel Barnet, "el VII Congreso de la UNEAC será un foro
    optimista pero con las manos bien puestas en la realidad". ¿Extranjera?

    Enlace de: Vocacion Participativa (Pedro de la Hoz/ Granma)
    http://www.granma.cubaweb.cu/2008/03/12/cultura/artic02.html

    http://www.cubanet.org/CNews/y08/mar08/18cronica3.html

    Leave a Reply

    Your email address will not be published. Required fields are marked *