Act of Repudiation
Recent Comments
    Archives

    Crisis en las Damas De Blanco

    NICOLÁS PÉREZ: Crisis en las Damas De Blanco
    02/17/2015 1:00 PM 02/17/2015 6:00 PM

    Siento decir hoy lo que algunos de mis lectores no quieren escuchar.
    Perdí en el camino muchas cosas; ahora solo me quedan verdades, que si
    las callo, me cuesta trabajo dormir de noche.

    Hay quienes opinan que solo debemos cubrir las noticias que favorecen
    nuestras ideologías e intereses. Respeto ese criterio, pero creo que
    cubrir con un manto de silencio los errores propios no los hacen
    desaparecer y se corre el peligro de que se repitan.

    Esto viene a cuento porque desde el pasado 16 de diciembre estaba
    colgado en YouTube un video sobre un incidente interno entre las Damas
    de Blanco y que salió al aire tiempo después en la televisión de Miami.

    El grupo disidente que más admiro y respeto dentro de Cuba son las Damas
    por su sacrificio, heroísmo y abnegación. Por eso me partió el alma ver
    un video donde un grupo de ellas protagonizó un acto de repudio contra
    Alejandrina García de la Riva, una de las fundadoras del grupo, esposa
    de Diosdado González Marrero, uno de los 12 de la Causa de los 75 que se
    negaron a abandonar Cuba cuando fueron liberados en el 2011.

    ¿Qué razón hubo para el repudio? Porque criticó decisiones de la
    presidenta del movimiento, Berta Soler, en la que algunas mujeres
    furiosas gritaban: ¡Abajo las traidoras!, ¡que se vaya!, ¡no queremos
    escucharla! Este incidente, desde la fundación del movimiento en los
    años 80 que encabezaron Gustavo Arcos Bergnes, su hermano y mi amigo
    Sebastián, Ricardo Bofill, Elizardo Sánchez y Oscar Peña, entre otros,
    es el más triste y vergonzoso que haya producido el anticastrismo en
    toda su historia. Aunque salvó la honrilla de la organización Laura
    Labrada Pollán, hija de Laura Pollán, quien intentó impedir el
    bochornoso hecho junto con otras activistas.

    De todo, lo que más me impactó fueron los gritos de ¡No queremos
    escucharla! ¿Existe alguna consecuencia que un demócrata se niegue a
    escuchar a otro con el cual tiene diferencias ideológicas o tácticas? En
    el presidio político cubano, donde se inició esta lucha, tuvimos fuertes
    discrepancias, pero jamás nos negamos a discutirlas y menos aún a
    acallar la opinión ajena a gritos.

    Para colmo de males es sorprendente que este exilio, tan pendiente de
    cuando se mueve una mosca en la isla, y que cualquier cosa, aun la más
    insignificante, la ventila, haya mantenido un manto de silencio sobre el
    incidente salvo Oscar Haza, Roberto Rodríguez Tejera, que tiene
    “Prohibido callarse”, y otras excepciones que tocaron ligeramente el
    tema pero sin comprometerse.

    Este incidente me aclaró varias dudas.

    Mucha disidencia está infiltrada hasta los tuétanos y este incidente
    tiene todas las características de haber sido elaborado e instigado por
    Seguridad del Estado mediante liderazgos autoritarios y chismes divisorios.

    Se opina que lo peor del castrismo fue haber destruido la floreciente
    economía cubana. Un error, su más nefasto crimen fue haber destruido a
    muchos cubanos que, bombardeados desde niños por una brutal propaganda
    marxista, muchos, no todos, han adquirido un lenguaje, una formación,
    una mentalidad y una ética totalmente distinta a la que existía en la
    isla en enero de 1959. El peor error de un demócrata cubano es que
    cuando alguien no opina como él, lo combate con las mismas armas y el
    estilo castrista. Y eso acaba de ocurrir entre las Damas de Blanco.

    El exilio tampoco está ajeno a la responsabilidad de este desastre al
    intentar desde Miami comprar con dólares el hambre del pueblo cubano a
    través de la sumisión política. El momento de los exiliados de Miami
    pasó a la historia, estamos a 90 millas de la candela, debemos dejar que
    los luchadores por los derechos humanos en Cuba fijen sus metas,
    estrategias y objetivos sin nuestra interferencia.

    Con respecto a la líder de las Damas de Blanco, esto no es nada nuevo,
    hace poco tiempo tuvo un choque en Oriente con miembros de su
    organización que le criticaron el modo en que dirigía el grupo; ella es
    una disidente que no admite disidencias. Contactada por el blog Café
    Fuerte sobre el acto de repudio, dijo que respetaba las opiniones de
    Alejandrina García de la Riva. Diría yo que es el mismo respeto que
    siente el castrismo por ella.

    Los pecados que no se perdonan son aquellos que ni se aceptan ni se
    confiesan.

    La gran víctima de esta tragedia de errores son esas Damas que desfilan
    todas las semanas frente a la iglesia de Santa Rita de la calle 22 y la
    Quinta Avenida con las armas morales de un lirio blanco; para ellas, mi
    admiración.

    Con respecto a Berta Soler, le aconsejaría que leyera un poco más a José
    Martí, sobre todo una carta que le escribió a Máximo Gómez en la que le
    dijo: “General, una patria no se funda como se manda un campamento”.

    Source: NICOLÁS PÉREZ: Crisis en las Damas De Blanco | El Nuevo Herald
    El Nuevo Herald –
    http://www.elnuevoherald.com/opinion-es/opin-col-blogs/opinion-sobre-cuba/article10529294.html

    Tags: , , , , , ,

    Leave a Reply

    Your email address will not be published. Required fields are marked *