Act of Repudiation
Recent Comments
    Archives

    Las Damas de Blanco y la cumbre de Panamá

    Editorial: Las Damas de Blanco y la cumbre de Panamá
    DDC | Madrid | 18 Feb 2015 – 5:07 pm.

    De los desafortunados sucesos acaecidos y ante el reto de la Cumbre de
    las Américas, corresponde sacar lecciones y centrarse en lo esencial.

    La disputa interna de las Damas de Blanco, ventilada en redes sociales y
    medios del exilio, ha sido un suceso lamentable. Evidencia que los
    grupos de la sociedad civil cubana requieren de estatutos claros,
    mecanismos democráticos internos, y vías consensuadas y predefinidas
    para la resolución de conflictos.

    Además de examinar con autocrítica las formas utilizadas, las Damas de
    Blanco deberían resolver puertas adentro la grave crisis que enfrentan,
    en lugar de ventilar sus posturas en la prensa o filmar sus
    discrepancias internas. Esta manera de actuar lleva a dislates tales
    como la encuesta publicada por el diario El Nuevo Herald, sobre si la
    líder del grupo debe o no renunciar.

    Quienes desde el exilio exigen públicamente esta renuncia, deberían
    abogar por el desarrollo de cauces de democracia interna en los grupos,
    y renunciar a la tentación de teledirigir las organizaciones internas.
    Cualquier petición de renuncia o de cambios en esas organizaciones
    solamente corresponde a sus miembros en activo, dentro de Cuba.

    Por su parte, quienes han clasificado la disputa de las Damas de Blanco
    como “acto de repudio”, pasan por alto que los mítines castristas
    implican la fuerza y los recursos del Estado, todo el aparato policial y
    parapolicial de parte de los agresores. Dichos actos nunca cuentan con
    una interlocución inicial como hubo en este caso, ni tampoco
    con intentos de mediación o apaciguamiento, rol que sí jugaron algunas
    de las mujeres presentes en el incidente.

    En tan solo dos meses, la Cumbre de las Américas será la primera
    oportunidad de la sociedad civil cubana de mostrarse internacionalmente
    como una alternativa al régimen. Esto exige unidad y un mensaje firme y
    cohesionado.

    De los desafortunados sucesos acaecidos en la agrupación de las Damas de
    Blanco, y más aún ante el reto de la Cumbre de Panamá, corresponde sacar
    lecciones y centrarse en lo esencial: la lucha por la democracia en Cuba.

    Source: Editorial: Las Damas de Blanco y la cumbre de Panamá | Diario de
    Cuba – http://www.diariodecuba.com/derechos-humanos/1424273948_12959.html

    Tags: ,

    Leave a Reply

    Your email address will not be published. Required fields are marked *