Act of Repudiation
Recent Comments
    Archives

    Insalvable

    ALEJANDRO RÍOS: Insalvable

    Al cineasta Juan Carlos Cremata le han ido apretando las clavijas cada día
    Recientemente compartió este mensaje: “La censura se consolida y refuerza”
    El escritor Miguel Barnet tiene el síndrome de la mala memoria
    ALEJANDRO RÍOS

    El escritor Miguel Barnet es diputado de la asamblea castrista y
    presidente de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC)
    –supuesta organización no gubernamental–, dilema ético que ha
    solucionado mediante la más abyecta alianza con el poder.

    Ha dicho, sin mucho miramiento, considerando el silencio cómplice de la
    UNEAC con respecto a la defenestración oficial de Juan Carlos Cremata,
    reconocido cineasta y dramaturgo:

    “Debemos aprender a dialogar con personas que no piensan exactamente
    como nosotros. Creo que es sano. Si no dialogamos no podremos
    convencerlas de los principios que sentimos que son los que son, y los
    que valen”.

    A Cremata le han ido apretando las clavijas cada día a propósito de su
    censurada puesta en escena de El rey se muere, obra de Ionesco sobre un
    tozudo monarca que se resiste a desaparecer luego de 200 años en el poder.

    Recientemente ha compartido este mensaje: “La censura se consolida y
    refuerza. Por disposición inalterable y sin previo aviso, desde este 6
    de enero del 2016, la presidencia del ICAIC ha decidido inhabilitar
    nuestra cuenta de correo en esa institución. Sin ninguna comunicación
    oficial mediante y por supuesto, sin que nadie de la cara. Pero en
    evidente respuesta lógica “revolucionaria”, a nuestra manera de pensar
    diferente. Y al hecho de hacerlo público. ¿Alguien puede negar la verdad
    de que lo que hemos dicho hasta ahora? Se acentúa con ello la condena a
    convertirnos en no persona. No existimos. Ni tenemos derecho de decirlo.
    Por lo tanto nos conminan al silencio”.

    En la citada entrevista, Barnet afirma que durante el llamado período
    especial –léase hambruna– “nos volvimos un pueblo delgado, esbelto” y
    que su reverenciado Fidel Castro abogó por salvar la cultura en medio de
    aquella inesperada debacle mundial, cuando la isla no pudo seguir
    dilapidando los recursos provenientes de la Unión Soviética que se
    extinguía. “La cultura es la salvaguarda de la memoria, y sin memoria no
    hay país”, subraya el funcionario.

    Barnet tiene el síndrome de la mala memoria, olvida su propio calvario y
    el de congéneres cercanos martirizados hasta el suicidio o el exilio.
    Por supuesto que sus propios compatriotas ya tampoco lo recuerdan. Ni
    los miles que esperan pacientemente en una frontera centroamericana y no
    han considerado el regreso, en medio de su ordalía e incertidumbre. Ni
    los niños que fueron reclutados hace muy pocos días en sus aulas
    respectivas para ejecutar un acto de repudio en las afueras de una casa
    habitada por “mercenarias” Damas de Blanco.

    La isla de los Castro es un páramo encanallado. Dice el poeta Rafael
    Alcides –en exquisita viñeta grabada en video por Miguel Coyula– que
    suelen mencionarse a conocidos censores con rostro como Pavón, Quesada o
    Serguera, cuando se habla de los comienzos de la represión contra los
    intelectuales en Cuba, pero que nunca se denota a quién les encargó
    tarea tan deleznable y entonces hace un gesto, señala hacia arriba, con
    dedo acusador, y el cineasta Coyula intercala una foto del dictador
    Fidel Castro fumándose un habano.

    Como “platistas” o “anexionistas” habitualmente califica el escritor
    Abel Prieto, actual asesor de Raúl Castro y ex presidente de la UNEAC, a
    los intelectuales anticastristas que residen en los Estados Unidos.

    El escenario ha cambiado, sin embargo, y Carlos Lechuga, director del
    controversial filme Melaza, comenta algo que pudiera parecer una manera
    del neoplatismo oficial: “Por estos días algunos sitios de prensa
    cubanos están babeados porque Hollywood llega a La Habana. Qué lástima
    que no compartan el mismo entusiasmo con producciones cubanas como las
    independientes, que por mostrar la realidad ya para ellos es un horror”.

    Crítico y periodista cultural.

    Source: ALEJANDRO RÍOS: Insalvable | El Nuevo Herald –
    www.elnuevoherald.com/opinion-es/opin-col-blogs/opinion-sobre-cuba/article54380560.html

    Leave a Reply

    Your email address will not be published. Required fields are marked *